La vida que agrada a Dios

Por la fe Enoc fue transpuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese transpuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios. Heb 11:5.

Por lo demás, hermanos, les pedimos encarecidamente en el nombre del Señor Jesús que sigan progresando en el MODO DE VIVIR QUE AGRADA A DIOS, tal como lo aprendieron de nosotros. De hecho, ya lo están practicando. NVI

1. LA VIDA DE FE. Fe es confianza, rendición y dependencia absoluta en el creador. 

Hebreos 11.6 pero sin fe es imposible agradar a Dios,

Mateo 23:23: ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.

Hechos 14:22: confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.

Romanos 1:17: Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

Romanos 4:19: Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara.

1 Corintios 16:13: Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.

2 Corintios 13:5: Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?

Efesios 2:8: Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

Efesios 6:16: Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

2 Tesalonicenses 3:2: y para que seamos librados de hombres perversos y malos; porque no es de todos la fe.

1 Timoteo 5:8: porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

1 Timoteo 6:10: porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

1 Timoteo 6:12: Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

2 Timoteo 4:7: He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.

Hebreos 6:12: a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

Santiago 2:17: Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.

1 Pedro 1:5: que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.

1 Pedro 5:9: al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

2. LA VIDA DE SANTIDAD.

Así como AQUÉL que os llamó es santo, así también sed vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: “Sed santos porque Yo soy santo” (1 Pedro 1:15-16)

Santo en los idiomas bíblicos, hebreo y griego, quiere decir “separado y apartado para DIOS, consagrado y hecho para ÉL. La Palabra implica tanto devoción como asimilación: devoción en el sentido de vivir una vida al servicio de DIOS; asimilación en el sentido de imitar, conformarse a, y parecerse al DIOS al que uno sirve.

La santidad comienza dentro de la persona, con un propósito recto que busca expresarse en una conducta recta.

Los objetivos, la pasión, el deseo, el anhelo, la aspiración, la meta y el impulso que motivan a una persona santa es agradar a DIOS, tanto por lo que uno hace, como por lo que evita hacer. En otras palabras, uno practica las buenas obras y desecha las malas.

La santidad es siempre la respuesta agradecida del pecador por la gracia recibida.

En realidad, la santidad es el objetivo de nuestra redención. La santidad es el objetivo de nuestra nueva creación. Nacemos de nuevo para que podamos crecer en nuestra semejanza a CRISTO.

La santidad empequeñece con efectividad a Satanás en sus planes en nuestras vidas.

La justicia, que significa la integridad y rectitud santas, es la coraza de la armadura de DIOS que los cristianos deben usar a fin de contrarrestar los ataques del maligno (Efesio 6:14)

La conducta santa destacará nuestro testimonio, mientras que la conducta mundana lo minará. “Vosotros sois la luz del mundo … Así brille vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas acciones y glorifiquen a vuestro PADRE que está en los cielos …” (Mateo 5:14-16)

Por último, es la sustancia de la cual brota la felicidad. Los que persiguen la felicidad, no pueden alcanzarla; en tanto que quienes persiguen la santidad mediante la gracia de CRISTO, reciben la felicidad sin pedirla. “Me deleitaré en tus mandamientos, los cuales amo … porque son el gozo de mi corazón ” (Salmo 119:47, 111)

Éxodo 28:36: Harás además una lámina de oro fino, y grabarás en ella como grabadura de sello, SANTIDAD A JEHOVÁ.

Isaías 35:8: Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de SANTIDAD; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará.

2 Corintios 7:1: Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la SANTIDAD en el temor de Dios.

Efesios 4:24: y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y SANTIDAD de la verdad.

1 Tesalonicenses 3:13: para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en SANTIDAD delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.

1 Tesalonicenses 4:4: que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en SANTIDAD y honor;

Hebreos 12:10: Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su SANTIDAD.

Hebreos 12:14: Seguid la paz con todos, y la SANTIDAD, sin la cual nadie verá al Señor.

 

3. LA VIDA DE JUSTICIA

Levítico 19:15: no harás injusticia en el juicio, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande; con justicia juzgarás a tu prójimo.

deuteronomio 6:25: y tendremos justicia cuando cuidemos de poner por obra todos estos mandamientos delante de Jehová nuestro Dios, como él nos ha mandado.

deuteronomio 16:20: la justicia, la justicia seguirás, para que vivas y heredes la tierra que Jehová tu Dios te da.

salmos 11:7: porque Jehová es justo, y ama la justicia; el hombre recto mirará su rostro.

Salmos 15:2: el que anda en integridad y hace justicia, y habla verdad en su corazón. 

2 de Timoteo 1: 6 Y que nadie perjudique a su hermano ni se aproveche de él en este asunto. El Señor castiga todo esto, como ya les hemos dicho y advertido. NVI

Colosenses 4:1 Amos, haced lo que es justo y recto con vuestros siervos, sabiendo que también vosotros tenéis un Amo en los cielos.

2 de Timoteo 1: 6 Y que nadie perjudique a su hermano ni se aproveche de él en este asunto. El Señor castiga todo esto, como ya les hemos dicho y advertido. NVI

1 de Timoteo 6:1-2 1Todos los que están bajo el yugo de esclavitud, tengan a sus amos por dignos de todo honor, para que no sea blasfemado el nombre de Dios y la doctrina. 2Y los que tienen amos creyentes, no los tengan en menos por ser hermanos, sino sírvanles mejor, por cuanto son creyentes y amados los que se benefician de su buen servicio. Esto enseña y exhorta.

Colosenses 4:1 Amos, haced lo que es justo y recto con vuestros siervos, sabiendo que también vosotros tenéis un Amo en los cielos.

4. LA VIDA EN EL ESPIRITU.

Gálatas 5:16: digo, pues: andad en el espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

Romanos 8:1: ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al espíritu.

Romanos 8:5: porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del espíritu, en las cosas del espíritu.

Romanos 8:6: porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del espíritu es vida y paz.

Romanos 8:11: y si el espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su espíritu que mora en vosotros.

Romanos 8:13: porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

Romanos 8:14: porque todos los que son guiados por el espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

Romanos 8:15: pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

Romanos 8:16: el espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

Romanos 8:23: y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

Romanos 8:26: y de igual manera el espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Romanos 8:27: mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

Romanos 14:17: porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el espíritu santo.

1 Corintios 3:16: ¿no sabéis que sois templo de Dios, y que el espíritu de Dios mora en vosotros?

1 Corintios 6:17: pero el que se une al señor, un espíritu es con él.

1 Corintios 6:19: ¿o ignoráis que vuestro cuerpo es templo del espíritu santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

Gálatas 5:25: si vivimos por el espíritu, andemos también por el espíritu.

Gálatas 6:8: porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el espíritu, del espíritu segará vida eterna.

Efesios 5:18: no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del espíritu,

1 Tesalonicenses 5:19: no apaguéis al espíritu.

2 Timoteo 1:7: porque no nos ha dado dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Santiago 4:5: ¿o pensáis que la escritura dice en vano: el espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

1 Juan 4:13: en esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su espíritu.

 

5. LA VIDA CON PROPÓSITO.

Salmos 138:8: Jehová cumplirá su propósito en mí;
Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;
No desampares la obra de tus manos.

Romanos 8:28: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Efesios 1:11: En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad,

 

6. VIVIENDO EN LA GRACIA.

2 Pedro 3:18: antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y salvador Jesucristo. a él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. amén.

Hebreos 13:9: no os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas.

Tito 3:7: para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

2 Timoteo 2:1: tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

Efesios 2:8: porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

Gálatas 5:4: de Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.

2 Corintios 12:9: y me ha dicho: bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad.

Romanos 6:15: ¿qué, pues? ¿pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? en ninguna manera.

Romanos 6:14: porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

Romanos 5:2: por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

 

7. VIVIENDO EN OBEDIENCIA.

 

Romanos 5:19: Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.

Romanos 6:16: ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?

Romanos 11:30: Pues como vosotros también en otro tiempo erais desobedientes a Dios, pero ahora habéis alcanzado misericordia por la desobediencia de ellos,

2 Corintios 10:5: derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,

Efesios 2:2: en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

Efesios 5:6: Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.

Hebreos 5:8: Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;

1 Pedro 1:22: Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;

 

Por Daniel Cervantes Ruacho. 

 

      Anciano y Pastor

Martin Villa Nueva Anaya

Calle: Oficialia # 2070

Col. Hidalgo 

C.P. 21389.

Tel: 686 561 42 11

Mexicali Baja California.

 

Pastor Daniel Cervantes R.

Calle:Guerrero # 46

Col. Centro.

C.P. 91277

Perote Verácruz.

Administrador de la página.